Ysinembargosemueve
  Roswell
 
En un articulo anterior os hablé del mas famoso incidente ufológico, el caso Roswell. Y en él hacia una pequeña referencia a un video fraudulento, que mostraba la supuesta autopsia a un alienigena de los que se estrellaron en 1947.

El video es considerado uno de los mayores fraudes del s.XX, y causó un gran revuelo cuando se mostró en 1995.

“Es el acontecimiento más extraordinario del siglo”, se entusiasmaron unos. “Es como si se hubiera filmado la crucifixión de Jesús”, festejaron otros. La noticia cruda afirmaba que un cameraman militar de 82 años le distrajo a la USAF una increíble colección de rollos fílmicos donde dos personas vestidas de médicos parecían practicar una necropsia sobre el cuerpo de un E.T. sobreviviente de la legendaria nave estrellada en el desierto de Roswell, Nuevo México, en junio de 1947.

Imagen

Cuando a fines de agosto de 1995 se estrenó en todo el mundo el video -distribuido por la compañía Merlin Productions del inglés Ray Santilli-, los espectadores no tuvieron más remedio que discutir su autenticidad a partir de lo que mostraban las imágenes, ya que nadie más que sus promotores habían accedido a las cintas originales ni al testimonio del viejo cameraman militar, quien decidió deshacerse del documento porque -según explicó Santilli- “necesitaba el dinero para pagar la boda de su nieta”.

Desde el principio, la Merlin hizo lo posible por asegurarse la explotación comercial del filme y evitar que fuera examinado. Por esa razón, los escépticos centraron sus críticas en la improbabilidad evolutiva de que la anatomía de un ser nacido en otro mundo fuera antropomorfa, las inadecuadas técnicas con que se practicó la autopsia, el curioso parecido del E.T. con el estereotipo imaginado por la ciencia ficción y la llamativa impericia del operador, quien filmó la escena más increíble del siglo sin corregir el foco cada vez que debía registrar los órganos internos del presunto alien.

Imagen

Aunque la opinión generalizada fue que la estrella de la autopsia no era otra cosa que un muñeco de goma, la polémica cotizó al video: sin pruebas definitivas del montaje, todo podía ser cierto y todo podía ser falso. En ese sentido, los promotores del caso acuñaron frases de antología, como aquella según la cual la película era creíble justamente porque estaba demasiado mal hecha para ser un fraude: “Si era más fácil ‘hacerlo bien’ para evitar sospechas, ¿por qué no se hizo así?” Tal vez -como se les contestó- no importaba que fuera mala porque la credulidad humana, o el interés comercial de quienes se aprovechan de ella, promueve falacias tanto o más ingeniosas que esa para defender un producto que no da mucho de sí para ser defendido. La película de Santilli -como las de Ed Wood Jr., considerado el peor director de cine de la historia- era tan mala que era precisamente eso lo que la hacía buena.

Se llegó a decir que el mismísimo Steven Spielberg estaba detrás de la filmación, aunque todas las teorías apuntan a uno de los integrantes del "tridente ultragore alemán": Olaf Ittenbach, creador de "Premutos, el ángel caído" (recomendada por mi xD) y "The Burning Moon" (los otros dos directores son el artífice de la trilogia "Violent Shit", Andrea Schnaas, y el maestro Jörg Buttgereit, famoso por su film "Nekromantik"). Interrogado sobre esta nueva ramificación de la polémica, Santilli, naturalmente, ha desmentido haber oído hablar de Ittenbach.

De todos modos, nada de lo que se descubra de ahora en adelante será mucho más espectacular que determinar los niveles de responsabilidad en la participación de la lucrativa farsa, ya que ha quedado establecido más allá de toda duda razonable que en el video no hay un cadáver de otro mundo sino un humanoide de goma relleno con tripas y sesos de cordero.

En la Argentina, la hipótesis del muñeco de látex se postuló llevando manos a la obra: a una semana del estreno televisivo del video, un equipo de expertos en efectos especiales contratado por Memoria -el programa de Chiche Gelblung- creó una réplica casi perfecta de la autopsia. Presentada por el ilusionista Ferdinando Da Vinci, y realizada por el experto en FX Gerardo Bernstein, la "muñecopsia" argentina se ejecutó en seis días a un costo de 3.000 dólares.

Aqui teneis el video, juzgad vosotros mismos.



 
Fuente: http://tejiendoelmundo.wordpress.com/





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=